miércoles, 7 de marzo de 2012

Sello de visita

En las cárceles, a los visitantes les ponen sellos en los brazos para diferenciarlos de los presos, en caso de fuga o motín o cualquier tipo de emergencia imaginaria o real. El poeta Clemente Padín y yo haremos este sello. Lo pondremos en los brazos de los asistentes a alguna reunión, repitiendo consignas como las siguientes:

Que desove la poesía en las costas de Colombia.

Genuina libertad de expresión para los colombianos y para todos los seres humanos.

Libertad genuina para los prisioneros políticos y sus sueños.

Libertad a la vida salvaje.

Poesía: genuina libertad.

Poetry: genuine freedom.



2 comentarios:

jose freddy dijo...

vamos compañera con la lucha popular por medio del arte aunque existan fuerzas reciprocas que pretendan destruir con encierro lo que hemos forjado por años

jose freddy dijo...

la poesía y y el arte es el acto contestatario mas grande con el cual el pueblo se podría manifestar pero si no es a si una una espada de acero y una buena puntería