miércoles, 24 de junio de 2009

Nacimiento volátil es

un aguacero sobre vidrios rotos, un saco de bolitas de cristal que se rompe, una mezcla de aserrín y cemento que fragua a lo último / tinta transparente, músculo liso, totuma serena / nacer para devanecerse sistemáticamente, caer disgragándose en tierra, encenizarse con toda esperanza vana / verte partir, truncar, desmigajarte / saberse tuerto y vivo, lento y cuerdo, cojo y crudo / tibia, bandida, accidental, por ahí tirada / secreta por la base, dolo doliente caliente, lao tse/ rojicazuela sin frenos, verbi gratia: mazamorra morada, chica de azul al borde del pantanal / lo prohivido se executó, lo primero fue más faxil, lo que era quedó para xiempre / sin volverse jamás, volviendo a ser, siendo de para llegar acá / no decir nada, no preguntar nada, no aprobar nada / sin nervios para contar, sin cuentos para amarrar, sin agallas para zarpar / carpa, computador, maleta verdiazul primigenia / 7 hectáreas, un millón doscientos, 3000 metros / buenaventura, corumbá, iguaque / deleuze, beckett, celan / un queso de hoja sibilino en cajamarca, una sed y un sueño en máncora, un buñuelo en bogotá / puro estrés nutricional, mero postre angelical, fino cauce astral / la 25 Norte, la 25 Sur, la gonzalez valencia / un abrirse para perderse, un irse para pisarse, un salirse para airearse / lo vencido, lo perdido, lo partido

1 comentario:

Frank Nicotine dijo...

"Un sutil desgranarse de adjetivos que transforman, que retan cualquier estandarización del alma, gran mujer, sin duda y un libro que necesito ya en mi lectura agónica."...........

Entre tanta payasada me complace que estes agonizando, so infeliz.


Pues voy al grano, que el mentecato de ahí arriba ya me quito las ganas de hacer introducciones apropiadas: En los próximos días el bueno de Nicotine retomará los lápices y se dará a la tarea de continuar con aquel manojo de mediocridad y falta de ingenio que alguna vez tuvo a bien publicar. En estos términos, Frank, o Franky, para los que deseen ser asesinados por Frank, se complace en extender la invitación a los cuatro gatos que alguna vez tuvieron el extático placer de leer sus divinos trazos y regodearse con el dulce trino de su odio.

La invitación está hecha y Servidor queda a la espera de contar con tus lecturas una que otra vez, siendo, como fuiste, una de las pocas personas con el suficiente mal gusto de frecuentarlo.

Saludos...y por Dios Santo considera concentrarte en la prosa, que Frank es demasiado macho para leer versos.